Diam ¡corchos libres de TCA!

  • Espumante
  • 13 agosto, 2019
  • 0

TCA

Los corchos son un elemento fundamental para el adecuado resguardo y conservación del vino, existiendo diferentes tipos de corchos. Uno que ofrece ventajas y beneficios es el corcho Diam, el que está revolucionando el mundo de los corchos al ser libre de TCA.

 

Diam, corchos con tecnología avanzada ¡y adiós al TCA!

Una botella de vino requiere de oxígeno para su correcto envejecimiento, a la vez que necesita mantenerse herméticamente cerrada para el resguardo del vino. 

 

El corcho tiene la suficiente permeabilidad y porosidad para mantener oxigenado el contenido de la botella, a la vez que impide el paso de agentes externos que puedan dañar el líquido en conservación. Para ello es necesario que el líquido esté en constante contacto con el corcho y de esta forma, mantenerlo hidratado. Por esta razón se deben resguardar las botellas de vino de forma horizontal.

 

Te puede interesar: El corcho y su papel en la conservación del vino.

 

Problemas de TCA

A pesar de los beneficios que otorga el corcho en la conservación del vino, puede también ser el causante de afectarlo negativamente. Esto ocurre cuando en el corcho hay presencia de una sustancia llamada Molécula Tricloroanisol o TCA, la cual es causante de un desagradable olor y sabor en el vino, conocido también como “acorchado”.

 

El fabricante de corchos Diam encontró una solución para eliminar este problema, desarrollando corchos que eliminan los agentes que causan estas molestias en el vino mediante una tecnología avanzada con el proceso Diamant.

 

Primero se granula y tritura el corcho, que posteriormente se introduce en un ducto en que se inyecta Co2 en estado intermedio entre líquido y gaseoso, y que arrastra las moléculas de TCA. Posteriormente, el Co2 con las sustancias indeseadas se evacúa, se filtra y se recicla, mientras que el corcho purificado pasa a los talleres de elaboración de ensamblaje.

 

Evolución controlada

Pero la solución al problema de TCA no es la única ventaja y beneficio que ofrece Diam, ya que además permite controlar la evolución de los vinos, permitiendo elegir la permeabilidad, según el vino y el tiempo de guarda.

 

Homogeneidad

Diam asegura una homogeneidad entre las botellas del mismo vino, al ser todos los corchos iguales, lo que sería imposible de garantizar con los corchos naturales.

 

Conservación de aromas

Gracias a este corcho, se mantiene la preservación de los aromas del vino, debido al control preciso del oxígeno.

 

Hermeticidad

También, logra una hermeticidad que garantiza la ausencia absoluta de fugas, además de la ausencia de partículas o polvillo en los vinos.

Compartir:

Vigno: 14 viñas, una marca

Secano Interior: tradición en industria vitivinícola

Sé el primero en comentar “Diam ¡corchos libres de TCA!”